Historia de Shilajit: Uso e investigación científica | Pürblack

Naturaleza y orígenes del shilajit, la momia y la brea mineral

Puede que haya oído hablar o no del shilajit. La mayoría de las culturas occidentales desconocen esta sustancia. En cambio, la historia del uso del shilajit en Oriente se remonta a miles de años atrás. Lo utilizan como rejuvenecedor para mejorar la salud en general.

Descubrimiento del Shilajit

Existen múltiples relatos sobre cómo los humanos descubrieron el shilajit por primera vez. Es anterior a las tradiciones escritas.

Según las historias transmitidas durante generaciones, fueron los cazadores y recolectores de alimentos quienes lo descubrieron por primera vez. La historia cuenta que los humanos observaron a los animales heridos y enfermos lamiendo una sustancia negra atrapada entre las grietas de las rocas.

Comprobaron que estos animales se curaban mejor y antes cuando lo hacían. Fue entonces cuando empezaron a asociar su rápida recuperación con el shilajit. Los que presenciaron estos hechos siguieron el ejemplo de los instintos de los animales. Utilizaron el mismo material negro para ayudarse a sí mismos a sanar de las heridas y del mal de altura.

Muy pronto, empezaron a recolectar las rocas que lo contenían. Una vez en casa, las procesaron para extraer la resina de shilajit. Algunos la tomaban cruda, mientras que otros la sometían a rudimentarias formas de purificación que la libraban de la suciedad, las piedras y otras impurezas mezcladas con el extracto de shilajit.

Orígenes del shilajit

Los relatos sobre sus verdaderos orígenes oscilan entre lo científico y lo fantástico. Es el tipo de cosas que crean leyendas. Los investigadores han desenterrado pruebas científicas que respaldan muchas de las afirmaciones que se han hecho sobre sus poderes curativos a lo largo de muchos siglos*.

Todo el mundo está de acuerdo en que el shilajit es obra de la naturaleza. Sin embargo, aún no se ha llegado a un consenso sobre la causa de su formación.

En este momento, hay varias teorías:

  • La primera cree que se formó a partir de los restos de organismos marinos prehistóricos que dominaron la tierra hace millones de años. Según esta teoría, las cimas de las montañas estuvieron sumergidas en aguas profundas.

Cuando se formaron los continentes y los glaciares empezaron a endurecerse, el océano retrocedió. El proceso dejó atrás los restos fosilizados de estas criaturas marinas prehistóricas. Mientras los organismos marinos muertos sufrían la descomposición, se mezclaron con el suelo. Finalmente, se formaron las rocas momias.

  • Otra propone que se crearon a partir de plantas en descomposición con valor medicinal. Esta teoría sugiere además que los animales recogen estas plantas para ayudarles a curarse más rápido o para las épocas de hambruna.
  • Una tercera dice que se desarrolla a partir de la miel producida por las abejas silvestres. Ésta se combina con los ricos minerales del suelo. La fusión resultante formó una brea mineral que posteriormente se deposita en los estratos rocosos.
  • La última propone que el shilajit se forma a partir de plantas medicinales que pasan por varias etapas de descomposición. Eso mientras se someten a los factores ambientales ideales presentes en las montañas. Mezclándose posteriormente con los componentes fúlvicos y húmicos del suelo.

Regiones de distribución

Creemos firmemente en la última teoría. De las rocas de momia que se forman, lo que se puede extraer es la resina de shilajit.

La cuarta teoría explica con toda probabilidad por qué el shilajit se encuentra habitualmente en las grandes altitudes. Dos de las fuentes más conocidas son las montañas de Altai y las montañas del Himalaya.

También se encuentra abundantemente en los montes del Cáucaso, los Urales de Rusia y el Hindukush en Afganistán. El shilajit también se puede encontrar en Nepal, Pakistán, Mongolia, Bután, Nepal, Arabia Saudí y Australia, América del Norte y del Sur, entre otros.

La formación de Shilajit tarda décadas en completarse. Según nuestra experiencia personal y nuestras observaciones, el shilajit de alta calidad debe dejarse formar durante al menos 40 años. Necesita ese tiempo o más para transformar sus propiedades químicas en una que tenga el potencial de restaurar el cuerpo humano a la salud ideal.*

Esto hace que el shilajit sea un recurso limitado y finito. Para proteger su valor económico y el medio ambiente, ha sido objeto de prohibiciones de exportación en los lugares donde se extrae. [1]

Historia del uso del shilajit e investigación científica

En los últimos años, la popularidad del shilajit ha aumentado. Esto podría ser el resultado de un renovado interés por la medicina ancestral y el crecimiento del movimiento pro-natural.

El shilajit, más conocido como brea mineral en Occidente, puede encontrarse en muchas partes del mundo. Sin embargo, las condiciones naturales tienen que ser ideales para que se forme la sustancia.

Usos tradicionales del shilajit

La historia del shilajit revela que se utilizó como panacea en muchas regiones del mundo. El Ayurveda y la medicina Siddha, ambas originarias de la India, conceden una gran importancia al shilajit. En sánscrito, shilajit significa literalmente “conquistador de la debilidad”. En general, se utiliza para lograr dos objetivos:*.

  • Restablecer más rápidamente la salud ideal mediante el rejuvenecimiento; y,
  • Retrasar la aparición del envejecimiento y mantener una buena salud.

Asimismo, el mumijo o shilajit es muy respetado por sus propiedades medicinales. Diferentes culturas siguen distintas tradiciones curativas ancestrales en lugares que van desde el Mediterráneo, África, Oriente Medio y Asia Central. [2]*

En Grecia, el shilajit se llama “mumiyo”, que significa “preservar el cuerpo” o “salvar el cuerpo”. Según los relatos históricos, los griegos lo utilizaban como antídoto contra el veneno. El médico musulmán Ibn Sīnā (Avicena), supuestamente, utilizaba el shilajit para tratar a pacientes que sufrían diversas enfermedades. Un relato de la historia del comercio entre Cachemira y la antigua Roma revela que el shilajit era uno de los bienes preciosos que se intercambiaban entre las partes [3].*

En el Tíbet, el shilajit se conoce como Brag-zhun. Se ha utilizado ampliamente para promover la salud del hígado. Creen que el shilajit es capaz de eliminar las toxinas del cuerpo.*

En la medicina china, el shilajit se llama “wujinsan”. Creen que las propiedades curativas del shilajit lo hacen potente para tratar la inflamación. Esto incluye la promoción de la salud del hígado y los riñones. [4]*

Usos modernos del shilajit

Las aplicaciones actuales del shilajit se inspiran en sus primeros usos en el campo de la medicina. Los investigadores han demostrado que sus propiedades pueden aportar los siguientes beneficios para la salud

  • Mejorar las capacidades cognitivas y retrasar el envejecimiento del cerebro [5]*.
  • Mejorar la cicatrización de las heridas [6]*.
  • Mejorar la energía y el rendimiento [7]*.

Aunque el shilajit se vende ampliamente en el mercado hoy en día, no todos tienen sus cualidades rejuvenecedoras. Por desgracia, las prácticas modernas de fabricación y comercialización socavan sus verdaderos beneficios.

Ya sea en Internet o en las tiendas, su valor se desprecia descaradamente. La prueba más evidente es el creciente número de polvos, tabletas, píldoras y gotas líquidas de shilajit. Dado que la resina de shilajit es su forma natural, esto sólo demuestra lo extensamente procesadas que están estas otras formas.

En efecto, la fabricación excesiva de shilajit disminuye su potencia. Por lo tanto, los productos finales resultantes acaban por no contener shilajit o por contenerlo en bajas cantidades. Con estos niveles tan bajos, hay una razón de peso para creer que sus propiedades beneficiosas para la salud disminuyen significativamente su valor.

Si estás tomando shilajit ahora o estás pensando en complementarlo, asegúrate de adquirir sólo resina de shilajit. También debes saber que los estudios han demostrado que es seguro. [8] Aunque, la apariencia, el olor y el sabor del shilajit pueden no ser una experiencia agradable al principio. El uso regular te ayudará a superarlo. Pero, asegúrate siempre de que sólo estás tomando lo que se recomienda en la etiqueta.

*Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

La información proporcionada en este sitio está destinada únicamente a su conocimiento general y no sustituye el consejo médico profesional o el tratamiento de condiciones médicas específicas. Consulte siempre a su médico o a otros profesionales sanitarios cualificados si tiene alguna duda sobre su estado de salud. La información de este sitio web no pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. No ignore nunca el consejo médico ni se retrase en buscarlo por algo que haya leído en la página web de PürblackⓇ.

Referencias:

  1. The Himalayan Times. El gobierno prohíbe la exportación e importación de varios productos. Nepal. 7 de julio de 2019. Consultado el 30 de abril de 2021.
  2. Wilson, Eugene & Rajamanickam, G.V. & Dubey, G P & Klose, Petra & Musial, Frauke & Saha, F & Rampp, Thomas & Michalsen, Andreas & Dobos, Gustav. (2011). Revisión sobre el shilajit utilizado en la medicina tradicional india. Revista de etnofarmacología. 136. 1-9. 10.1016/j.jep.2011.04.033 Consultado el 30 de abril de 2021.
  3. Jamwal, S. “Un aspecto de la economía de la primera Cachemira”. Actas del Congreso de Historia de la India, vol. 54, 1993, pp. 101-107., Consultado el 30 de abril de 2021.
  4. Qi Li, Hai-Jiao Li, etal. Natural Medicines Used in the Traditional Tibetan Medical System for the Treatment of Liver Diseases. Front Pharmacol. 2018; 9: 29. Publicado en línea el 30 de enero de 2018. doi: 10.3389/fphar.2018.00029 Consultado el 30 de abril de 2021.
  5. Carrasco-Gallardo C, Guzmán L, y Maccioni R. Shilajit: Un fitocomplejo natural con potencial actividad procognitiva. Int J Alzheimers Dis. 2012; 2012: 674142. Publicado en línea el 23 de febrero de 2012. doi: 10.1155/2012/674142 Consultado el 30 de abril de 2021.
  6. Metin Ç., Aysun A, et.al. “Humic Acid Enhances Wound Healing in the Rat Palate”, Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2018, Article ID 1783513, 6 pages, 2018.
  7. Bhattacharyya S, et al.Shilajit dibenzo-α-pyrones: Antioxidantes dirigidos a la mitocondria. Pharmacologyonline. 2:690-698. Jan 2009.
_GUARANTEE_SealSpan