Signos y síntomas de la depresión: Cómo afrontar el mal humor

No es raro escuchar a las personas que conoces decir “estoy deprimido” a diario. Es posible que usted sea culpable de lo mismo. Hoy en día, la depresión se utiliza con demasiada ligereza. La gente tiende a dar por sentado que la depresión es, de hecho, una enfermedad.

¿Qué es la depresión?

Un informe reciente de la Sociedad Británica de Psicología presenta una nueva forma de definir la depresión. El informe propone: “Es una experiencia humana tan individual y tan compleja como otras experiencias humanas” [1].

Saber que los trastornos depresivos se encuentran en el Top 10 de la Carga Global de la Enfermedad (GDB) debe cambiar su perspectiva. El comunicado de 2019 informa que los trastornos depresivos son las 6 principales causas de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) entre los adultos de 25 a 49 años. Durante el mismo periodo, las autolesiones fueron la 3ª causa de AVAD entre los adolescentes y adultos jóvenes, de 10 a 24 años [2].

La Organización Mundial de la Salud define los AVAD como “la pérdida del equivalente a un año de salud plena” [3]. La ansiedad y la depresión son los trastornos no mortales que más impacto tienen en los AVAD.

La depresión es uno de los diversos trastornos afectivos. Es una condición de salud mental que implica cambios dramáticos en el estado de ánimo de la persona afectada. A su vez, los intensos cambios de humor influyen en su mente, sus sentimientos y su comportamiento. La depresión puede variar según la gravedad, la persistencia, la duración y el deterioro del funcionamiento.

¿Qué causa la depresión?

Hay varios factores que pueden llevar a una persona a la depresión. Estos pueden clasificarse en biológicos, psicológicos o sociales [4].

  • Factores biológicos. Esto incluye características heredadas que afectan al funcionamiento del cerebro. También puede tratarse de una gama de condiciones de salud que destruyen complejas vías cerebrales.
  • Factores psicológicos. Están relacionados con las experiencias individuales, la personalidad y las formas de afrontar los acontecimientos depresivos.
  • Factores sociales. Se refiere a factores como el desempleo, la experiencia de la violencia o los conflictos y el abuso de sustancias.

La depresión: Signos reveladores

La OMS calcula que cada año mueren 800.000 personas por suicidio debido a la depresión [5]. Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de buscar ayuda profesional si hay alguna razón para creer que usted o su ser querido pueden estar pasando por una depresión.

Estos son algunos de los signos y síntomas más comunes de la depresión [4]:

  • Pérdida de satisfacción al realizar actividades que antes eran satisfactorias o placenteras
  • Aumento o pérdida repentina de peso
  • Sensación constante de fatiga y falta de energía
  • Falta de concentración
  • Tener pensamientos de hacerse daño a sí mismo
  • Sentimientos de indignidad o culpabilidad
  • Falta de sueño
  • Falta de autocuidado o higiene

La depresión requiere un diagnóstico clínico. La persona afectada debe ser examinada por un profesional cara a cara para calificar esta condición.

La depresión conlleva manifestaciones de enfermedad física, a menudo crónicas e irreversibles. Algunos de los efectos nocivos para la salud más conocidos de la depresión son los siguientes

  • Obesidad
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes

Muchas veces, las enfermedades asociadas a la depresión se diagnostican primero. Mientras tanto, la depresión suele pasar desapercibida hasta que es demasiado tarde.

¿Cómo se trata la depresión?

El tratamiento de la depresión va precedido de un estrecho seguimiento y evaluación de la persona afectada. El tratamiento de la depresión suele implicar un enfoque múltiple y un compromiso a largo plazo.

Las opciones de tratamiento pueden incluir una combinación de lo siguiente

  • Asesoramiento individual. Se considera la piedra angular del tratamiento de los trastornos mentales. Un objetivo común es mejorar la autoestima.
  • Terapia cognitivo-conductual. Se centra en ayudar al individuo afectado a recuperar el autocontrol. Se centra en entrenar a la persona en cómo pensar y comportarse. Estas habilidades vitales pretenden ayudarle a superar los retos diarios que pueden llevar a la depresión.
  • Terapia familiar. El grupo de apoyo de la persona afectada se inscribe en un programa para ayudar a la persona afectada a sobrellevar mejor la situación.
  • Intervención médica. La terapia asistida con medicamentos (MAT) es una intervención habitual. Se prescriben medicamentos psicosociales al individuo afectado. Lamentablemente, estos pueden ser fácilmente mal utilizados y conducir al abuso de sustancias,

Un enfoque holístico de la depresión

La depresión es producto de múltiples factores. Los expertos coinciden ahora en que un enfoque holístico integral para tratar la depresión es el camino correcto.

Las personas afectadas por la depresión pueden tomar intervenciones complementarias y alternativas como parte de su programa de tratamiento. Esto depende de las prácticas del médico que les atiende o de los deseos de la persona afectada.

Las pruebas científicas de los beneficios que pueden derivarse de estas intervenciones siguen siendo limitadas. Por otro lado, tampoco hay pruebas concluyentes que demuestren lo contrario.

Algunas de estas intervenciones en el estilo de vida son

  • El yoga. En general, el entrenamiento de la meditación se ha convertido en un culto mundial. La gente practica el yoga para mejorar la depresión, la ansiedad y el dolor de espalda. El yoga puede ayudar a la digestión y a la relajación, aumentar el sueño y mejorar la concentración [6].*
  • Ajustes dietéticos. Los estudios proponen que ciertos alimentos mejoran el estado de ánimo. En una revisión de estudios sobre este tema, los investigadores encontraron pruebas de que una dieta antiinflamatoria mejora los síntomas depresivos. También encontraron pruebas de los beneficios de consumir alimentos con alto contenido en ácido fólico, magnesio, pescado y ácidos grasos [7].*
  • Suplementos. Se están acumulando pruebas sobre el papel de la suplementación de nutrientes en la promoción de la salud mental. El zinc, el magnesio, los probióticos y los ácidos grasos Omega-3 son sólo algunos de los nutrientes que pueden beneficiar a las personas que sufren de depresión [8].

Shilajit y los síntomas de la depresión

El shilajit (mumio, mumie o moomiyo) es una resina de brea mineral que contiene más de 84 minerales [9]. En su forma cruda, el shilajit puede encontrarse mezclado con metales pesados y microorganismos que pueden dañar el cuerpo,

Aunque no se recomienda el uso de shilajit para el tratamiento de la depresión, el shilajit puede contribuir a promover la salud mental. Por un lado, se ha descubierto que mejora la sensación de dolor. Por lo tanto, puede ayudar a mejorar la depresión cuando el dolor crónico es la causa subyacente. [10]

La ingesta de shilajit puede ayudar a promover una respuesta saludable a la sensación de agotamiento, como por ejemplo

  • Regular los niveles de energía. Shilajit está compuesto por dibenzo-ɑ pironas en la matriz de ácidos húmicos sin cenizas. . Un estudio descubrió que estos componentes pueden aumentar el suministro de adenosina trifosfato (ATP) del cuerpo [11].*
  • Mantener la salud del corazón. La resina de Shilajit contiene altos niveles de antioxidantes que ayudan a proteger contra la inflamación [12]. También puede tener una función protectora del corazón [13].*
  • Ayuda a controlar el peso. Shilajit puede ayudar a aumentar la elasticidad, la reparación y la regeneración de los músculos [14].

Pürblack Live Resin es un producto que utiliza shilajit como ingrediente activo. Tiene un proceso de fabricación patentado (US10130656B2) que libera la brea mineral cruda de todos estos componentes dañinos. Al mismo tiempo, este proceso de calentamiento lento y bajo mantiene intactos los nutrientes beneficiosos.

Solicite hoy mismo a Pürblack una prueba de su origen, seguridad y calidad.

*Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Food and Drug Administration. Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

La información proporcionada en este sitio está pensada únicamente para su conocimiento general y no sustituye el consejo médico profesional o el tratamiento de condiciones médicas específicas. Consulte siempre a su médico o a otros profesionales sanitarios cualificados si tiene alguna duda sobre su estado de salud. La información de este sitio web no pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. No ignore nunca el consejo médico ni se retrase en buscarlo por algo que haya leído en la página web de PürblackⓇ.

Referencias:

  1. La Sociedad Británica de Psicología. (2020). Un nuevo informe explica por qué tantos de nosotros estamos deprimidos, y cómo podemos construir una sociedad menos depresiva. Fecha de acceso: 7 mar 2021
  2. Red de Colaboración de la Carga Global de la Enfermedad. Estudio de la carga global de la enfermedad 2019. (GBD 2019) Covariables 1980-2019. Seattle, Estados Unidos de América: Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), 2020. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  3. Organización Mundial de la Salud. Años de vida ajustados por discapacidad (AVAD). Plataforma de Datos de Salud Mundial. Observatorio Mundial de la Salud. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  4. Asociación Americana de Psiquiatría. ¿Qué es la depresión?
  5. Organización Mundial de la Salud. (2020). Depresión. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  6. MedlinePlus. Yoga para la salud. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  7. Ljungberg T, Bondza E, Lethin C. Evidence of the Importance of Dietary Habits Regarding Depressive Symptoms and Depression. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(5):1616. Publicado el 2 de marzo de 2020. doi:10.3390/ijerph17051616. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  8. Martínez-Cengotitabengoa M, González-Pinto A. Suplementos nutricionales en los trastornos depresivos. Actas Esp Psiquiatr. 2017;45(Suplemento):8-15. Fecha de acceso: 7 mar 2021.
  9. Meena H, Pandey HK, Arya MC, Ahmed Z. Shilajit: Una panacea para los problemas de altura. Int J Ayurveda Res. 2010;1(1):37-40. doi:10.4103/0974-7788.59942.
  10. Yin H, Yang EJ, Park SJ, Han SK. Glycine- and GABA-mimetic Actions of Shilajit on the Substantia Gelatinosa Neurons of the Trigeminal Subnucleus Caudalis in Mice. Korean J Physiol Pharmacol. 2011;15(5):285-289. doi:10.4196/kjpp.2011.15.5.285.
  11. Bhattacharyya S, et al.Shilajit dibenzo-α-pyrones: Antioxidantes dirigidos a la mitocondria. Pharmacologyonline. 2:690-698. Jan 2009.
  12. van Rensburg CE. The Antiinflammatory Properties of Humic Substances: A Mini Review. Phytother Res. 2015 Jun;29(6):791-5. doi: 10.1002/ptr.5319. Epub 2015 Mar 3. PMID: 25732236.
  13. Joukar, S., Najafipour, H., Dabiri, S. et al. Cardioprotective Effect of Mumie (Shilajit) on Experimentally Induced Myocardial Injury. Cardiovasc Toxicol 14, 214-221 (2014).
  14. Das A, Datta S, Rhea B, et al. The Human Skeletal Muscle Transcriptome in Response to Oral Shilajit Supplementation. J Med Food. 2016;19(7):701-709. doi:10.1089/jmf.2016.0010.
_GUARANTEE_SealSpan